(Crónica) Ortega y Peleteiro terminan séptimos y Torrijos se mete en la final de triple salto

Deportes
Typography

En una de las cuatro finales de la jornada, Ortega no pudo mantener el buen ritmo de su salida y ha aflojado tras el segundo salto de valla, para finalizar en séptima posición con un tiempo de 13.37. De esta manera, el atleta de origen cubano no fue capaz de aprovechar su ocasión de medalla.

El oro fue para el jamaicano Omar McLeod (13.04), único atleta, además, capaz de bajar de los 13 segundos este año, que se hizo con el cetro que consiguió hace dos años el ruso Serguéi Shubenkov, que en esta ocasión fue segundo (13.14). El húngaro Balázs Baji, por su parte, se adjudicó la medalla de bronce.

Mientras, Peleteiro tuvo que abandonar la final por culpa de una lesión y fue séptima. Tras un primer salto de 13.92 metros, la gallega firmó un nulo en su segundo intento. Con el corte en 14.12, la discípula de Iván Rocoso -que en la calificación llegó a los 14.07- saltó 14.23, mejor marca personal, para postularse como aspirante a pasar el corte. Sin embargo, un mal apoyo en el cuarto salto le lastró en el resto de la competición. La lesión obligó a la de Ribeira a abandonar la lucha.

El oro fue para la venezolana Yulimar Rojas, subcampeona olímpica y atleta del FC Barcelona, que saltó 14.91 metros para subir a lo más alto del podio. Así, superaba a la defensora del título y campeona olímpica, la colombiana Caterine Ibargüen (14.89). El podio lo completó la kazaja Olga Rypakova (14.77), que marcó la mejor marca en la calificación y que ahora se lleva el bronce.

TORRIJOS, A LA FINAL DE TRIPLE SALTO

Además, Pablo Torrijos se ha metido en la final de triple salto al firmar la octava mejor marca de la clasificación, a la que llegaba aquejado de un resfriado que no mermó sus capacidades.

El castellonense, que acudía a la cita con la vigésima quinta mejor marca de la temporada, consiguió una marca de 16.80 metros en su tercer intento que le valió para colarse entre los 12 mejores que disputarán la final el próximo jueves. "Lo he pasado un poco mal", reconoció Torrijos, que considera que "técnicamente" no ha "saltado muy bien". "El objetivo era y sigue siendo estar entre los ocho primeros, pero me va a costar", añadió.

El estadounidense Chris Benard firmó el resultado referencia de la jornada (17.20), superando a su compatriota Christian Taylor (17.15); tras ellos quedaron los cubanos Cristian Nápoles (17.06) y Andy Díaz (16.96).

KIPYEGON DOMINA EL 1.500 Y WLODARCZYK SIGUE REINANDO EN MARTILLO

En el 1.500 femenino, la keniana Faith Chepngetich Kipyegon refrendó su dominio en la distancia y sumó el oro al título de campeona olímpica conseguido el pasado verano en Río. Con un crono de 4:02.59, la africana comandó un podio que completan la estadounidense Jennifer Simpson (4:02.76) y la sudafricana Caster Semenya (4:02.90).

Antes, el primer oro de la jornada fue para la polaca Anita Wlodarczyk, que con un lanzamiento de 77.90 metros se adjudicó su tercer mundial en martillo; con ello, acumula 40 finales invicta. La china Wang Zheng (75.98) y la también polaca Malwina Kopron (74.76) también se subieron al cajón con la plata y el bronce.

Por otra parte, en las series de los 200 metros, en los que no compiten ni Usain Bolt -vigente campeón- ni el español Bruno Hortelano -campeón de Europa de la categoría-, el atleta de Trinidad y Tobago Jereem Richards lideró la tabla de tiempos generales (20.05), por delante del británico Nethaneel Mitchell-Blake (20.08) y del turco Ramil Guliyev (20.16).

El jamaicano Yohan Blake también avanzó hacia semifinales liderando su serie (20.39). Todo ello en una jornada en el que el hombre más rápido este año en los 200, el botsuanés Isaac Makwala, no se presentó en las series.

En las semifinales de 400 metros vallas masculino, el más veloz fue el es estadounidense Kerron Clement (48.35), junto al noruego Karsten Warholm y el dominicano Juander Santos, mientras que la también norteamericana Dalilah Muhammad lideró en las series de la categoría femenina (54.59) por delante de la jamaicana Ristananna Tracey y la también estadounidense Kori Carter. Además, la bareiní Salwa Eid Naser marcó el mejor tiempo en las semifinales de 400 metros (50.08).

Fuente La Información