Pablo Mac Donough: "Me gustaría que el polo fuera un deporte mucho más popular"

Deportes
Typography

"Es un año un poco especial para nosotros", aclara Mac Donough y es que Brunei ha estado a punto de no venir ya que juega un importante torneo en Kuala Lumpur la segunda quincena de agosto pero el prestigio y la calidad de este torneo provocó que al final "decidiésemos hacer medio equipo con Dubai, jugando la Copa de Plata para Brunei, y después cambiar el equipo y jugar la de Oro para Dubai", explica el polista, que asegura que está "contento de estar aquí, duro como siempre porque todos los equipos son parejos pero hay que intentarlo", afirmando que "Sotogrande es un lugar al que siempre me gusta venir".

En el caso de Mac Donough hay que destacar que actualmente forma parte de dos de los equipos en el top mundial de este deporte, como son Brunei y Dubai. Sobre el primer equipo, resalta que se trata de un grupo de personas a las que conoce hace 20 años, a los que les une "una relación de mucha amistad muy larga y la verdad es que siempre es lindo jugar así y además juegan muy bien" lo cual también "es divertido y motivante".

Por lo que respecta al equipo de Dubai, Pablo Mac Donough recuerda que ya jugó con esta formación en 2010 en Inglaterra. "Sin el símbolo que tenían antes que era (Adolfo) Cambiaso, aunque ahora el Facha (Martín Valent) está ocupándose, así que es divertido el equipo", ha apuntado.

Pablo Mac Donough no es ni mucho menos un extraño para el Torneo Internacional de Polo en el Santa María Polo Club y al respecto de su motivación para no perderse esta cita, el polista ha afirmado que "es un lindo torneo para jugar, se juega con bocha de madera y en Argentina también se juega y las canchas son muy buenas. La verdad es que es divertido, el clima ayuda mucho ya que no se suspenden los partidos por la lluvia y la familia lo pasa bien" y eso a pesar de la dureza de esta competición puesto que "jugar partido cada tres días es cansado pero a la vez lindo y uno va entrando en ritmo".

Mac Donough encontró la inspiración para ser polista en el seno de su propia familia. "Mi padre es veterinario y toda la vida ha jugado en el campo al polo en Argentina, cuando chico para divertirse. En Argentina no es el deporte de élite que por ahí se ve o se cree en el resto del mundo, es mucho más fácil jugar al polo en Argentina y si uno vive en el campo no hay mayores dificultades, no digo que sea barato pero no es la locura de lo que puede llegar a valer en Europa. Mi hermano mayor también jugó profesionalmente y por ahí empecé yo. La verdad es que no tuve la presión de nadie para jugar pero siempre me divirtió y me gustan mucho los caballos también", explica el deportista.

Ser polista implica también pasar largas temporadas fuera de casa y no estar nunca mucho tiempo en el mismo lugar, una situación que puede ser difícil de asumir para las familias de estos deportistas de élite aunque en el caso de los Mac Donough todo el mundo se ha ido acostumbrando: "Uno se acostumbra. Desde fuera parece fácil pero desde dentro es duro aunque obviamente te vas acostumbrando. Argentina es el lugar en el que pasamos tres o cuatro meses, pero este año ha sido muy movido para mi familia ya que estuvimos en Dubai, después en Brunei, después en Londres, tras lo cual volvimos a España y entonces me fui a Brunei y ahora volvimos a Cádiz. La verdad es que los chicos se van acostumbrando aunque a veces nos saben dónde están pero bueno conforme vayan creciendo irán entendiendo. Además por otro lado está bueno que conozcan diferentes culturas y que aprendan inglés".

El polo es un deporte muy popular en Argentina pero no así en España. Para cambiar eso, Pablo Mac Donough sostiene que lo importante es que los ciudadanos se animen a venir al Santa María Polo Club y asistir a un partido de polo.

"Yo creo que la gente tiene que venir a ver los partidos y en Santa María son muy buenos. Creo que pasa más porque lo vean y comenten con amigos lo divertido y lo espectacular que es ver un partido de polo", señala el polista, que lamenta que este deporte "no tiene tanta difusión como a todos los polistas nos gustaría" y es que querría que "fuera un deporte mucho más popular".

Así, se trabaja poco a poco para "lograrlo pero no es fácil. Creo que lo mejor que puede pasar es que la gente se acerque, pruebe una vez por lo menos y estoy seguro de que con el nivel de partidos que hay aquí en Sotogrande se van a enganchar rápidamente", afirma Pablo Mac Donough.

Fuente La Información