Se pueden trazar muchas similitudes entre lo que está ocurriendo en Estados Unidos con la retirada de símbolos confederados y lo que pasa en España con la memoria histórica. Un general Lee, interpretado por Martin Sheen, me resulta mucho más simpático que cualquier Franco que haya visto. Imposible encontrar un Chancellorsville en su historial. También la distancia geográfica difumina los pecados esclavistas de Lee. Pero la lección más importante que podemos aprender es ver que si los 150 años pasados desde la Guerra de Secesión no bastan para cerrar las heridas en EE UU, mal van a estar cerradas las de nuestra Guerra Civil con 80. No es

En 1964, el republicano Barry Goldwater se enfrentaba al mismo tiempo al establishment de su partido y a la candidatura demócrata de Lyndon Johnson en unas elecciones decisivas para Estados Unidos. La Ley de los Derechos Civiles acababa de ser aprobada tras décadas de lucha por parte de los afroamericanos, y Goldwater dio los primeros pasos en lo que después se conocería como Southern Strategy, o estrategia sureña: recoger los votos, sobre todo blancos, del centro y sur del país que los demócratas, antes fuertes en aquellas tierras, dejaban de lado con su acercamiento a la igualdad.

"España es un destacado miembro de nuestra coalición; expresamos nuestra solidaridad a sus ciudadanos y trasladamos nuestras más profundas condolencias por las pérdidas de vidas", ha publicado McGurk en su cuenta de Twitter. En este sentido, ha reafirmado el "inquebrantable" compromiso de toda la alianza para "destruir" a Estado Islámico.

Tras las duras derrotas ante Inglaterra (56-5) y Estados Unidos (43-0), las 'leonas' reencontraron su mejor versión para cerrar la fase de grupos con una gran actuación ante las italianas. Sin embargo, la combinación de resultados por los triunfos de Australia sobre Japón y Gales ante Hong Kong, dejó a España sin opciones de pelear por la mejor posición histórica en un Mundial.

Más artículos...

Subcategorías

Proximos Eventos